Información

El patrullero de la Armada ‘Infanta Elena’ participa en el salvamento de una patera localizada al sur de Cabo de Palos

Información
Diario Marítimo ; 10 Octubre 2017

2Restos del explosivos desactivadosEl pasado día 9 de octubre el patrullero de altura “Infanta Elena”, mientras realizaba patrulla de vigilancia marítima entre Cabo de Palos y Cabo de Gata, detectó a las 21.10 horas una pequeña embarcación, navegando a baja velocidad, a 25 millas de Cabo de Palos.

Tras aproximarse a ella y con ayuda de los medios ópticos del buque, se identificó como una patera con 15 personas a bordo. Inmediatamente se notificó al Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (COVAM) de la Armada así como a Salvamento Marítimo, quien destacó la patrullera “Danubio 6” de la Guardia Civil.

 

El patrullero “Infanta Elena” indicó a la patrullera de la Guardia Civil la posición de la embarcación, y en todo momento le dio cobertura. Una vez localizada la patera, la patrullera procedió a embarcar a sus ocupantes para dirigirse a tierra.

Finalizado el rescate, el patrullero “Infanta Elena” continuó con su misión de vigilancia marítima en la zona.


Acerca del patrullero ‘Infanta Elena’

Construido como corbeta de la clase “Descubierta” por la empresa Nacional Bazán (actual Navantia) en Cartagena, fue entregado a la Armada el 12 de julio de 1980. Inicialmente, pasó a formar parte de la 21ª Escuadrilla de Escoltas con base en Cartagena.

El 13 de enero de 2004 cambió su numeral F-33 por P-76, y quedó reclasificado como patrullero de altura. Cuenta con una dotación de 90 personas, reforzada por un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) de 7 Infantes de Marina del Tercio Levante que potencian su capacidad de interdicción marítima.

Las principales misiones de este buque son contribuir a la Acción del Estado en la Mar para ejercer la soberanía y proteger los intereses marítimos nacionales en nuestro mar territorial y Zona Económica Exclusiva, y colaborar con otros órganos de la Administración que tengan competencias en el ámbito marítimo.

Los niños juegan con los peces del río Tongshanxi en la ciudad de Fuding, provincia de Fujian, sureste de China

Los niños juegan con los peces del río Tongshanxi en la ciudad de Fuding, provincia de Fujian, sureste de China

Un estudio científico elaborado por un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois revela que los peces con más habilidades sociales son los más propensos a morder el anzuelo y, por lo tanto, los que más posibilidades tienen de acabar en un plato, lo que puede provocar un desequilibrio en las poblaciones, donde estos individuos tienen un papel clave

La Anchoa de Santoña: un producto tradicional que se reinventa en clave Gourmet

Bodega La Fuente, cadena de restauración especializada que opera en el me...

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

Los jóvenes participantes de los campamentos de surf, Pequesurf, que se c...