El Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha absuelto a cinco  personas, tres de ellos socorristas y otros dos trabajadores de la misma empresa, que estaban acusados de un delito de homicidio por imprudencia grave, después de que un bañista de 35 años muriera ahogado en Canet d’en Berenguer, en una playa que estaba bajo su vigilancia.

La sentencia considera que cuatro de ellos no tuvieron ninguna responsabilidad en el fallecimiento.

En cuanto al quinto acusado, socorrista encargado de la vigilancia en la playa en el momento de los hechos, el juez sí aprecia imprudencia en su actuación “por no haber tenido constancia” de la presencia del fallecido y su acompañante en el mar y por no haber previsto el riesgo de su entrada en el agua más allá de la altura permitida con la bandera amarilla que ondeaba en ese momento.

Sin embargo, el Magistrado estima que la imprudencia del vigilante fue leve, y no grave, por lo que su conducta constituye una falta de homicidio por imprudencia leve, despenalizada desde 2015. Así, la sentencia declara extinguida la responsabilidad penal del socorrista, que sí deberá hacer frente a la responsabilidad civil.

Los hechos sucedieron en agosto de 2013 cuando la víctima y un amigo fueron a bañarse a la playa de Canet d’en Berenguer. Ambos se meterieron en el agua, se alejaron de la orilla y fueron incapaces de volver por el mal estado del mar. El socorrista que en ese momento estaba en la torre de vigilancia no advirtió del peligro hasta que la compañera, que se disponía a entrar en turno, fue advertida de la presencia de un cuerpo en el mar, por lo que activó el protocolo de salvamento.

La anidación de tortugas marinas se triplica en la colonia de Cabo Verde

La recuperación de esta especie amenazada parece deberse a un aumento del número...

La paguitas, son la causa de que Gibraltar y Portugal no tenga arribo de pateras.

Pero allí no llega ni una sola patera. ... #5: «Vaya chorrada, no van a Gibralt...

Tratamiento contra marea roja chino ayuda a salvar acuicultura de EEUU y Chile

Tratamiento contra marea roja chino ayuda a salvar acuicultura de EEUU y Chile

Un "barro mágico" desarrollado en China, parecido a la arcilla, ha sido vital para erradicar la marea roja de algas que dañó la acuicultura marina de EEUU y Chile. La ciudad portuaria oriental de Qingdao entregó 300 kilos de la sustancia la semana pasada al estado de Florida, donde la marea roja duraba desde el verano, amenazando el turismo y la salud humana.

La Anchoa de Santoña: un producto tradicional que se reinventa en clave Gourmet

Bodega La Fuente, cadena de restauración especializada que opera en el me...

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

Los jóvenes participantes de los campamentos de surf, Pequesurf, que se c...

avisoimpoortantepangasergasxunta ppdegaliciaLa Xunta de Galicia promociona y FINANCIA Panga Presuntamente Contaminado para los Hospitales Públicos de Galicia en clara competencia de los productos pesqueros de las cofradías y mercado gallego.