El Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha interceptado una embarcación recreativa, a la altura de la Caleta de Vélez-Málaga, en la que se ocultaban más de 800 kilos de hachís

Hay 5 detenidos a los que se les acusa de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal     

La Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada a introducir grandes cantidades de hachís en España

 

La Guardia Civil, en el marco de la Operación “Sarbo”, ha desarticulado una organización criminal dedicada a introducir, por vía marítima, grandes cantidades de hachís en España mediante el uso de embarcaciones de recreo.

Hay 5 personas detenidas a las que se les acusa de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Las investigaciones se iniciaron tras la interceptación de una embarcación de recreo por parte del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, a la altura de la Caleta de Vélez-Málaga (Málaga), en la que viajaban tres tripulantes y portaban a la vista cinco fardos de hachís con un peso de 177 kilos.

Una vez en el puerto, se examinó la embarcación y se encontró un doble fondo donde fueron encontrados otros 15 fardos y 120 paquetes de hachís, que arrojaron un peso de 680 kilos.

Investigaciones posteriores llevaron a la detención de los otros dos integrantes de este grupo criminal, que estaba perfectamente estructurado, con funciones específicas de logística, transporte o custodia de la mercancía una vez llegaba a España.

Han sido intervenidos un total de 857 kilos de hachís, así como la embarcación utilizada para el transporte de la droga, su remolque, un vehículo todoterreno, un dispositivo GPS náutico y tres teléfonos móviles.

Esta operación es parte del esfuerzo que la 4ª Zona de la Guardia Civil de Andalucía está realizando contra el narcotráfico, particularmente en la zona del Estrecho, y en ella, han participado agentes pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Vélez Málaga, efectivos de la Compañía de Vélez Málaga y del Servicio Marítimo Provincial de Málaga.

Un barco científico australiano ha descubierto bajo las aguas del mar de Tasmania un mundo jamás explorado.

Un barco científico australiano ha descubierto bajo las aguas del mar de Tasmania un mundo jamás explorado.

Se trata de mesetas de hasta 3.000 metros de altura sobre la planicie abisal del fondo marino, cuyas cadenas de montañas y picos volcánicos están relacionadas con la ruptura de Australia con la Antártida, destaca RT. La nave estaba realizando una navegación para examinar el comportamiento del fitoplancton en la corriente del este de Australia y su relación con los niveles de nutrientes, informa Science Alert. Con este objetivo, el barco Investigator, de la Organización de Estudios Científicos e Industriales de la Mancomunidad (CSIRO por sus siglas en inglés), zarpó del puerto de Hobart, en la isla australiana de Tasmania, el pasado 11 de septiembre.

La Anchoa de Santoña: un producto tradicional que se reinventa en clave Gourmet

Bodega La Fuente, cadena de restauración especializada que opera en el me...

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

Los jóvenes participantes de los campamentos de surf, Pequesurf, que se c...