Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La víspera, durante un acto en Cantumarca, departamento de Potosí, el mandatario aseguró que la defensa de los manantiales debe tener el apoyo de todo el mundo, al igual que la demanda marítima para lograr una salida al océano Pacífico.

Nuestros dirigentes siempre tienen eventos y cumbres internacionales. Es necesario que vayan al lugar, que lo conozcan y defiendan, con el objetivo de sumar apoyos, al igual que con el tema del mar. Iniciaremos una campaña internacional para que el mundo entero apoye el asunto del Silala, detalló.

Las aguas del Silala, nacidas en el sudoeste andino del territorio boliviano, abastecen desde hace más de un siglo a varias ciudades del norte de Chile y al emporio cuprífero de Chuquicamata, sin que medie retribución.

El tema fue incorporado en la agenda de 13 puntos que La Paz y Santiago negociaron entre 2006 y 2010, que incluye también la demanda boliviana para lograr una salida soberana al océano Pacífico.

Santiago alega que el Silala es un curso internacional de agua y en 2009 propuso reconocer un pago de entre tres y cinco millones de dólares anuales, por el consumo del 50 por ciento del recurso hídrico; sin embargo, ese trato nunca se concretó, aseguran autoridades aquí.

El 23 de marzo, el presidente Morales instruyó a la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima estudiar alternativas jurídicas para defender la soberanía de los surtidores.

Días después, el 26 de marzo, el jefe de Estado anticipó que la demanda se presentará en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y durante su visita al manantial, el 29 de ese mes, demostró que no existe allí ningún río internacional, como asegura Chile.

El gobierno boliviano encargó a un equipo de alto nivel trabajar en los tres pilares que conformarán la futura demanda: jurídico, histórico y técnico.

El equipo jurídico tendrá la responsabilidad de presentar el caso en la CIJ; el histórico se encargará de la recopilación de la documentación y el tercero, que involucra a instituciones técnicas de amplia solvencia, harán los estudios hidrogeológicos.

De acuerdo con el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, la deuda de Chile por el uso de del recurso en disputa asciende aproximadamente a mil millones de dólares.

Casi 900 millones de dólares calculados al año 2000. Si le agregamos los últimos 16 años hablamos de una cifra que supera ampliamente los mil millones de dólares, monto que Bolivia nunca percibió por el uso de las aguas, sostuvo recientemente el diputado.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..
Otros articulos relacionados.....

Indecencia y falta de ética política de  las mareas bajo @XulioFerreiro + y @martinhonoriega +