Imprimir
Categoría: Actualidad
Visto: 58

A menos que algo cambie rápidamente, un nuevo estudio prevé que el mundo se enfrenta a devastadoras consecuencias

Diario Marítimo ; 04 Julio 2017  ; 58 visitas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Si el mundo se calienta más allá del umbral del año 2020 se enfrentará a un crescendo de devastoras consecuencias que irán desde olas de calor mortales a migraciones masivas causadas por el aumento del nivel del mar, han advertido expertos en un comentario publicado en la revista científica Nature.

 

El artículo proporciona objetivos detallados sector por sector y que van desde los vehículos eléctricos, centrales energéticas hasta el transporte, revelando dónde tienen que encontrarse estos sectores en 2020 con el fin de reducir las emisiones de gas de efecto invernadero y adherirse a los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

El hito del 2020 descrito en el comentario es ambicioso considerando el ritmo de decarbonización en este momento.

Después de estar aumentando durante décadas, las emisiones globales de dióxido de carbono provocadas por la quema de combustibles fósiles se han estabilizado durante los dos últimos años en torno a los 41 gigatones al año.

Pero incluso a ese ritmo, el “presupuesto de carbono” del planeta (entre 150 y 1.050 gigatones) – la cantidad de CO2 que puede liberarse a la atmósfera sin cruzar la línea roja de los 2ºC – se agotaría en un par de décadas, tal vez antes.

“Si la tasa actual de emisiones anuales se mantienen a este nivel, tendremos que reducirlas casi inmediatamente a cero una vez agotemos el presupuesto.

“Hay un largo camino que recorrer para decarbonizar la economía mundial,” según el comentario firmado por Christiana Figueres, ex Secretaria Ejecutiva de la  Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

“En lo que se refiere al clima, el tiempo lo es todo,” escriben,

Los autores piden a los líderes mundiales, que se reunirán en la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania entre los días 7 y 8 de julio, que destaquen el 2020 como un punto de inflexión para la toma de medidas.

“Las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida ya están perdiendo masa a un ritmo creciente,” dice.

“El hielo marino de verano está desapareciendo en el Ártico y los arrecifes de coral están muriendo debido al estrés por calor, sistemas enteros están empezando a colapsar.”

Y añade: “Las consecuencias sociales del cambio climático debido a la intensificación de las olas de calor, las sequías y el aumento del nivel del mar son inexorables y afectan a los más pobres y débiles en primera instancia.”

Citando un informe publicado en abril, añaden: “Si las emisiones siguen aumentando más allá de 2020, o aunque se mantengan al nivel actual, los objetivos de la temperatura fijados en París serán prácticamente inalcanzables.”

“Reducir las emisiones globales es una labor titánica, pero la investigación nos dice que es necesario, deseable y posible.”

El artículo ha sido firmado por más de 60 científicos. Destacan el Profesor Michael Mann de la Universidad Estatal de Pensilvania, el ex Presidente mexicano Felipe Calderon y la ex Presidenta irlandesa Mary Robinson. También empresarios como Paul Polman, jefe ejecutivo de Unilever, gestores de inversión, activistas medioambientales entre otros.

Desde la década de 1880, la temperatura mundial ha aumentado en torno a 1ºC debido a los gases de efecto invernadero generados por la actividad humana – un proceso que ya predijo un científico sueco ganador de un premio Novel en 1895.

“La buena noticia es que todavía es posible cumplir los objetivos de París si las emisiones de CO2 empiezan a reducirse en 2020,” dicen.

Donald Trump, el Presidente de los Estados Unidos y negacionista del cambio climático, prometió el 1 de junio sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París, pero hasta la fecha prácticamente todos los países siguen comprometidos en alcanzar los objetivos. El artículo de Nature insta a los líderes mundiales a que tomen en enfoque contrario usando la ciencia para guiar la política y defender a los científicos.

“Aquellos en la política tienen que defender la ciencia,” dice.

“Todos los países, sin perder tiempo, deberían adoptar planes para lograr el 100 por cien de la producción energética renovable y asegurar que los mercados se pueden diseñar para permitir la expansión de energías renovables,” escriben.

El optimismo también es importante.

“Siempre habrá quienes escondan la cabeza bajo el ala e ignoren los peligros globales del cambio climático. Pero hay muchos más comprometidos a vencer esta inercia. Sigamos optimistas y actuemos  juntos con determinación.”

http://www.oceansentry.org/es/al-mundo-le-quedan-tres-anos-para-detener-una-catastrofe-climatica-advierte-un-equipo-de-expertos/