Información
Enviar por ; Correo electrónico

4 curiosidades sobre los sueños que desconocías

Información
Diario Marítimo ; 05 Abril 2018 ; 358 votos
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El mundo de los sueños siempre ha resultado fascinante. La capacidad de nuestro subconsciente para crear historias, recrear situaciones e incluso prever la historia, ha conmovido a miles de personas y los sigue haciendo todos los días. Aunque no podemos alcanzar a saber todo acerca de un sueño, sí que hay algunas curiosidades que seguro que desconocías.

 

 

Todos hemos pensado alguna vez qué significa soñar con algo raro. Puede ser soñar con tsunami o con un toro que nos ataca, el caso es que los sueños nos desconciertan y también nos dan muchas pistas sobre nuestros miedos y nuestros anhelos.

 

Pero más allá de lo que significa soñar con una cosa u otra, se trata de un mundo apasionante, donde hay un sinfín de curiosidades que seguramente no conoces. ¿Quieres saber más? Te lo contamos.

1. Podemos controlar los sueños

Dicho así parece sencillo, pero la verdad es que se trata de un tema realmente complicado. Aún así, hay personas que pueden hacerlo, y se asegura que cualquiera puede conseguirlo si entrena para conseguirlo. El concepto se llama sueños lúcidos y su manifestación más habitual es la de aprender a soñar con volar.

 

Existen varias técnicas que apuntan a poder controlar el sueño. Algunas son algo extrañas, como beber zumo de manzana antes de acostarse, y otras tienen más sentido. Las más lógicas apuntan a un entrenamiento, a preguntarnos constantemente si estamos despiertos o dormidos y aprender a ser conscientes y a dirigir nuestros sueños.

 

En cualquier caso, hay personas que han podido hacerlo desde siempre, y otras en cambio, pasan años intentándolo. Y es que, se trata de otro de los misterios del mundo de nuestro subconsciente.

2. Los colores de los sueños

Parece extraño pero soñamos tanto en blanco y negro como en color, como en el cine. Como una cifra aproximada sabemos que el 12% de la población sueña en blanco y negro, algo que ha ido aminorando después del cambio de la televisión a color. Y es que, hasta las innovaciones afectan a la forma en la que soñamos.

 

Pero esto no termina aquí, sino que los tonos en los que soñamos también son curiosos. Normalmente adoptan matices pastel, en lugar de soñar en los colores vivos que vemos normalmente durante el día. Además, según el tono que predomine en el sueño, nuestra mente nos estará diciendo una cosa u otra. Nos preguntamos qué significa soñar con tortugas, pero nunca solemos preguntarnos qué tendrá que decir de nosotros mismos, el hecho de soñar en color amarillo.

 

Así, si soñamos con el color azul, significa que la paz domina nuestro momento. Por el contrario, el rojo tiene que ver con el amor y la pasión y el amarillo con la confianza. El caso es que, dependiendo de nuestro estado, soñaremos más con un color u otro.

3. Parálisis del sueño

Si hay algo que nos da miedo de los sueños es tener pesadillas. Nos persiguen, no podemos gritar, nos roban, nos dejan o nos engañan. Nadie quiere soñar con esas cosas, ya que experimentamos emociones negativas y no es muy agradable. Sin embargo, hay algo peor en el mundo de los sueños, se trata de la parálisis del sueño.

 

Quien lo experimenta lo relata como un auténtico horror. Suele ocurrir entre el periodo de sueño y vigilia, y consiste en despertar bruscamente, sin poder movernos pero manteniéndonos conscientes. De este modo, la persona con parálisis de suelo tiene la sensación de estar atrapada en su propio cuerpo.

 

Cuando esto sucede, la persona es consciente de todo, pero no puede mover un dedo ni emitir sonido alguno. Se trata de una situación angustiante que se suele agravar con alucinaciones. Muchas veces, son presencias terroríficas que están donde nosotros. Se trata de una de las experiencias menos agradables que los sueños nos aportan.

4. Siempre soñamos

Muy a menudo oímos la frase de “hoy no he soñado nada” o “ esta noche he soñado mucho”. La verdad es que siempre soñamos, lo que pasa es que no siempre lo recordamos. Investigaciones sobre este tema nos indican que, esto tiene que ver más con la actividad cerebral en cierta zona del cerebro.

 

La verdad es que es complicado recordar los sueños. Seguramente te ha pasado que, te despiertas, recuerdas tu sueño y a los pocos minutos eres incapaz de acordarte. Y es que soñamos una gran cantidad de cosas durante la noche y nuestro cerebro no asienta todos los recuerdos.

 

Es más probable que recordemos los sueños si nos hemos despertado durante la noche, ya que nuestro cerebro habrá tenido la oportunidad de asentar los recuerdos, pero lo más normal es que nos olvidemos a los pocos minutos de despertarnos.