Información
Enviar por ; Correo electrónico

Las centralitas virtuales, lo último en telefonía sin cables

Información
Diario Marítimo ; 06 Abril 2018 ; 430 votos
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La centralita virtual está dejando atrás los sistemas tradicionales de telefonía. Con este nuevo sistema las empresas pueden redireccionar llamadas mediante extensiones a otras partes del mundo de manera eficaz y rápida

Los tiempos cambian y las tecnologías lo hace mucho más rápido que nosotros. Es necesario conocer los últimos avances tecnológicos para no quedarnos atrás. Ya se ha quedado obsoleto el modo en el que se atienden las llamadas en la oficina.

Para atender una llamada era necesario que la persona que la reciba se encontrase personalmente en el espacio físico correspondiente que sería la oficina en este caso.

Las centralitas telefónicas están evolucionando al mismo nivel que lo hace el mundo laboral. Lo más habitual años atrás era disponer de un software en el equipamiento que estuviera dentro de la empresa. Actualmente esto ha cambiado, la tendencia se dirige a que dicho servicio esté en una nube o cloud, y en los servidores. Estas herramientas permiten que todo se vincule mediante la red, en lugar de hacerlo en relación con un espacio físico. Lo que se pretende realmente con esto es unificar las sedes simplificando el funcionamiento, ganando accesibilidad y adaptabilidad en los ambientes cambiantes que tan frecuentes son en nuestros tiempos.

Numerosas empresas ofrecen el servicio de voz IP, el cual brinda la oportunidad de tener un puesto de teléfono virtual propio más barato que un servicio tradicional analógico. Si aún no estás al corriente de este avance tecnológico que está revolucionando el mundo de la telefonía, sigue leyendo. Te explicamos lo que son las centrales virtuales, sus ventajas y el funcionamiento que se requiere para su uso.

Qué es la centralita virtual

La centralita virtual o como también son llamadas, centralitas telefónicas IP es un sistema de telefonía IP avanzado. Permite que varios dispositivos y extensiones telefónicas, ya sean fijos o móviles, estén en funcionamiento conjuntamente. La mayor ventaja de esta herramienta es que te da la posibilidad de organizar las llamadas en el lugar donde residan los trabajadores. Dicho de otro modo, los empleados no tienen que permanecer en un espacio físico concreto, sino que pueden permanecer en casa o cualquier otro sitio para recibir las llamadas de los usuarios.

Veamos un ejemplo para asegurar el entendimiento del concepto. Imaginemos que hay un trabajador de atención al cliente que está en Barcelona, el cual trabaja desde su casa. La empresa quiere pasarle llamadas desde el teléfono central de la empresa que está localizada en Madrid. De modo que el software de voz IP permite que esas llamadas sean recibidas al empleado que está en Barcelona, aunque la llamada se haya realizado a la central de Madrid. El proceso es muy fácil, la central marca el número de extensión y la conversación se pasa a la otra línea automáticamente, sin ningún otro esfuerzo. El número de extensiones del que quieres disponer depende de la empresa, ya que se pueden crear tantas como se deseen.

De modo que, en base al ejemplo, entendemos que la centralita virtual permite gestionar de manera más eficiente el sistema de telefonía de la empresa pudiendo desplazar las llamadas a otros lugares.

Ventajas de las centralitas virtuales

Si diferenciamos la centralita virtual con la centralita tradicional, las primeras poseen una serie de ventajas que no se encuentren en las otras. Veamos los tres mayores beneficios de esta nueva forma de trabajar:

  1.     Cualquier dispositivo pueden convertirse en extensiones. De este modo muchas empresas no modifican los teléfonos tradicionales fijos, pero añaden extensiones a los móviles y a los ordenadores mediante la dirección IP. Cada empresa decide la forma de hacerlo y las herramientas a utilizar.
  2.     Las centralitas virtuales permiten una libre ubicación de trabajo para recibir llamadas, ya que las conexiones no funcionan mediante cables. Se pueden situar las extensiones en los lugares que se deseen, tanto dentro del territorio nacional como fuera. Esto es ideal para empresas internacionales o las que quieran expandirse a otros países.
  3.     Requieren menos mantenimiento y son más productivas y eficientes que el sistema tradicional. Un sistema físico tradicional necesita un mantenimiento continuo y un entablado de cables complejo. Además, si el sistema tradicional falla, hay que esperar a que se repare para que se reanude nuevamente. Con las centralitas virtuales esto no puede ocurrir ya que el sistema no depende de ningún cable, lo que lo hace mucho más seguro.

En definitiva, al usar una centralita virtual, tanto los organizadores de la empresa como los empleados, disfrutarán de un sistema de telefonía IP, pudiendo mantener varios puestos o extensiones telefónicas en una misma línea interconectados. Es muy útil para empresas que se dedican a recibir llamadas masivamente como las compañías de atención al cliente, ya que permite gestionar y organizar las llamadas independientes del lugar donde los trabajadores las reciban.