Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El estrecho contacto humano con delfines puede amenazar la supervivencia de los delfines, señala un estudio.

Nadar con delfines salvajes es algo habitual en las listas de cosas a hacer antes de morir, sin embargo condicionar a los delfines al contacto humano puede suponer una amenaza para su supervivencia, sugiere un estudio.

Familiarizarse con los humanos tiene multitud de consecuencias negativas para estas inteligentes criaturas marinas, entre ellas aumentar su posibilidad de morir o resultar herido por colisiones con embarcaciones. Cuando los delfines se acostumbran a que la gente les dé de comer, ya sea directa o indirectamente, pierden el miedo a la gente y a los barcos.

En una condición así es más probable que naden hacia los barcos, aumentando el riesgo de colisiones con un barco o sus hélices o acabar enredado en las redes pesqueras.

Los delfines acostumbrados a la gente también pueden mostrar comportamientos antinaturales tales como mendigar comida y ser cada vez más agresivos.

A medida que los litorales del mundo sufren el peso del desarrollo, gente y delfines comparten cada vez más las mismas aguas. Científicos en Sarasota Bay, Florida, examinaron las interacciones entre delfines y gente usando una base de datos que abarca 45 años.

Dicen que un número cada vez mayor de la comunidad de delfines se está condicionando al contacto humano. Los autores, que han publicado su estudio en Royal Society Open Science, dicen:

"Descubrimos que los animales condicionados eran más probable que resultaran heridos debido a la interacción humana en comparación con animales no condicionados. Algo que resulta alarmanete, ya que el condicionamiento podría dismunir su tasa de supervivencia, con consecuencias a nivel de población."

Alimentar a los delfines es preocupante dado que "fomenta los comportamientos antinaturales en animales salvajes y aumenta el riesgo indivisual de lesión y muerte."

Los investigadores examinaron 32.000 avistamientos de delfines que implicó 1.100 individuos.

A lo largo de los años se han reportado varios incidentes agresivos. Recientemente, frente a ls costa de Irlanda, un delfín mular conocido como Clet arrastró a un nadador bajo la superficie del agua, aunque afortundamente logró escapar.

También se han registrado casos de delfines matando a nadadores, así como exhibiendo un comportamiento sexual agresivo.

La inquietud sobre los efectos de alimentar a los delfines va más allá de una creciente familiaridad.

La NOAA ha informado que la gente alimenta a los delfines con comida no adecuada tal como salchichas y chocolate.

El Dr. Fredrik Christiansen dice que nadar con delfines puede no llegar a los resultados negativos si no incluye alimentar a los delfines.

"El condicionamiento ocurre probablemente porque los delfines empiezan a asociar a la gente con comida. Esto es distinto de nadar con delfines, donde los delfines podrían acostumbrarse a las interacciones con los humanos con el tiempo. A veces sin embargo el turismo también incluye alimentar a los animales, condicionándolos."

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..
Otros articulos relacionados.....

Indecencia y falta de ética política de  las mareas bajo @XulioFerreiro + y @martinhonoriega +