Información

Una colección de telegramas ha revelado que los rescatistas que acudieron a auxiliar al Titanic, arrojaron al mar los cuerpos de pasajeros de tercera clase para dar cabida a víctimas con billetes más caros

Información
Diario Marítimo ; 01 Marzo 2017

El DailyMail ha publicado un artículo donde el historiador Charles Haas, que ha recopilado las comunicaciones entre el CS Mackay-Bennett y White Star Line —la compañía que operaba el trasatlántico—, asegura que, “como la primera nave no era particularmente grande, su capitán tuvo que decidir qué cadáveres recuperar y cuáles arrojar al mar”.

Así, Haas concluye que la decisión del responsable del CS Mackay-Bennett parecía ser subir a bordo los cuerpos de las personas que se identificaban como de primera o segunda clase. En uno de los telegramas, esa persona comunicó que se había hecho "un registro cuidadoso de todos los papeles, dinero y objetos de valor" que encontraron en los fallecidos y se pregunta si "no sería mejor" echarlos al agua, a menos que sus familiares solicitaran conservarlos "de manera específica".

Otras comunicaciones posteriores reflejan el estrés que sufrieron los empleados de White Star Line cuando tuvieron que procesar los restos de los viajeros en tierra, que recibían cada día durante casi un mes después del hundimiento del Titanic.

Charles Haas, quien obtuvo y restauró los documentos en 1980, imagina que los telegramas fueron enviados con "la expectativa de que permanecieran privados".

La señal del Faro de Cádiz no se verá desde tierra durante una operación de mantenimiento

  La baliza de emergencia que lo sustituirá sí cubre el ángulo de mar Miérc...

Se han rescatado más de 600 piezas de plata del siglo X, entre las que se encuentran hasta 100 monedas acuñadas por Blåtand rey vikingo

Se han rescatado más de 600 piezas de plata del siglo X, entre las que se encuentran hasta 100 monedas acuñadas por Blåtand rey vikingo

Arqueólogos y voluntarios alemanes han descubierto en la norteña isla de Rügen un tesoro vikingo de más de 1.000 años de antigüedad perteneciente al célebre rey danés Harald Blåtand, después de que un niño de 13 años y un aficionado a la arqueología encontraran varias piezas a comienzos de año, según ABC.

La Anchoa de Santoña: un producto tradicional que se reinventa en clave Gourmet

Bodega La Fuente, cadena de restauración especializada que opera en el me...

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

Los jóvenes participantes de los campamentos de surf, Pequesurf, que se c...