Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

i qfnsvZT MEstos barcos han realizado prácticas ilegales como transbordos en alta mar, falta de nombres legibles en los buques, impago de multas y uso ilegal de equipo de pesca

• El buque Esperanza está en aguas de África del Oeste para documentar las amenazas de la sobrepesca y ayudar en la detención de pesqueros ilegales
• Greenpeace demanda la creación de un organismo de gestión para garantizar la transparencia, la mejora de la gobernanza e impactos socioeconómicos positivos

31 de marzo de 2017 .- En una actuación conjunta de Greenpeace y el Departamento de Vigilancia Pesquera de Guinea Bissau (FISCAP) se han llevado a cabo detenciones de barcos que pescaban de manera ilegal en aguas de Guinea Bissau. Algunos de ellos, a pesar de llevar bandera de Comoros tienen sede en el puerto de Las Palmas. Las formas de pesca ilegal utilizadas por estos buques han sido; realizar transbordos en alta mar, no identificar de manera legible su nombre, el impago de multas y el uso de equipo de pesca ilegal. Los pesqueros fueron llevados al puerto, y su tripulación, así como los propietarios de las embarcaciones, están siendo investigados por las autoridades locales.

Que hayamos localizado tantos barcos violando la normativa de gestión pesquera en solo unos pocos días confirma la situación de alarma y descontrol que existe en las aguas de África del Oeste. Las compañías pesqueras y las tripulaciones se han acostumbrado a sobreexplotar las aguas de Guinea Bissau. Encontrar todos estos barcos haciendo pesca ilegal de una manera u otra, demuestra la facilidad para realizar pesca ilegal en estas aguas, ha declarado Pavel Klinckhamers, a bordo del Esperanza.

Greenpeace con su barco el MV Esperanza se encuentra en las aguas de África del Oeste con el fin de documentar las amenazas de la sobrepesca a la vida marina y cómo esta afecta a la seguridad alimentaria de millones de africanos que dependen de proteína de pescado para sobrevivir. Cada vez hay más barcos de pesca en estas aguas, no solo barcos de terceros países (europeos, chinos, rusos) sino también barcos de pesca industrial africanos. El Esperanza ya ha visitado países como Cabo Verde y Mauritana y se encuentra en la actualidad en Guinea Bissau. Greenpeace demanda la creación de un organismo de gestión regional en esta zona de África Occidental para garantizar la transparencia, la mejora de la gobernanza y el impacto positivo en la economía local y el empleo en todos los países de esta región.

El 22 de marzo, el Saly Reefer fue avistado haciendo un transbordo ilegal con el Flipper 3, el Flipper 4 y el Flipper 5, todos ellos con banderas de Comoros y pertenecen a Sea Group SL con base en Las Palmas. Los transbordos en alta mar normalmente están relacionados con pesca ilegal al ocultar pescado capturado sin licencia, es una manera de “blanquear el pescado”. Es ilegal en alta mar y en las aguas de Guinea Bissau fue prohibido en 2015. Los barcos fueron escoltados a puerto y se enfrentan a acciones legales y una multa.

"El consumo de pescado de las poblaciones de la costa Oeste de África está sufriendo las consecuencias de la sobrepesca y la pesca ilegal. Las repercusiones de la sobreexplotación en seguridad alimentaria y la economía son elevadas. En estos países, donde la gente depende en gran medida del pescado como una de sus principales fuentes de proteínas, la pesca artesanal es una fuente vital de ingresos y empleo para casi siete millones de personas", explica Celia Ojeda, responsable de Océanos de Greenpeace.

Se estima que la pesca ilegal, no regulada y no reglamentada (IUU, en sus siglas en inglés) en África Occidental, reduce el número de empleos en los sectores artesanales en 300.000 y de 2010 a 2016 en Mauritania, Senegal, Gambia, Guinea Bissau, Guinea y Sierra Leona. Esto representa miles de millones de dólares anuales en ingresos. En las aguas de Guinea Bissau es donde hay más pesca ilegal. En 2014, las autoridades de Guinea Bissau documentaron hasta ocho buques que pescaban ilegalmente durante una semana de patrulla. Sin embargo, las sanciones por violar la ley en el mar en Guinea Bissau son demasiado débiles o la ley no se aplica correctamente.

Nota: Detalles de los barcos encontrados:

Yi Feng 8: Es un arrastrero demersal de 45 metros con 247 GT, propiedad de Yi Feng Aquatic Products Company - una empresa con sede en Dalian, China. El Yi Feng 8 está registrado bajo una compañía local en Guinea Bissau llamada Guiespa Pesca Lda.

Flipper 4 y Saly Reefer: El Flipper 4 es un arrastrero de 62 metros y el Saly Reefer es un barco de 91 metros y 1815 toneladas. Ambos buques enarbolan la bandera de Comoros, propiedad de Sea Group SL con sede en Las Palmas, España. Antes de que Greenpeace y FISCAP abordaran los buques, otros dos buques de la misma compañía, Flipper 3 y Flipper 5 fueron documentados haciendo transbordos con el Saly Reefer. Estos buques de pesca apagaron su señal AIS mientras estaban al lado del Saly Reefer haciendo el transbordo. Las capturas que se han registrado de estos buques incluyen peces pelágicos como sardinas, jurel y caballa.

El Chang Yuan Yu 5: tiene 45 metros de eslora y es un buque de pesca de arrastre pelágico con 322 GT, es propiedad de Dalian Chang Hai Pelágico Fishery Company, una empresa con sede en Dalian, China.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..
Otros articulos relacionados.....

Indecencia y falta de ética política de  las mareas bajo @XulioFerreiro + y @martinhonoriega +