Enviar por ; Correo electrónico

Evaristo Lareo Viñas. Corsarios del siglo XXI

Diario Marítimo ; 17 Junio 2015  ; 7423 visitas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

divisoncofradiasPese a que las subvenciones y ayudas son cuantiosas, el sector pesquero en Galicia sigue sobreviviendo sin contar con unos fondos que parecen ser expoliados por piratas de nuevo calado, puesto que nadie explica ni sabe donde están las partidas monetarias destinadas por los entes gubernamentales

 
Durante los años esplendorosos del Imperio español, los barcos navegaban temerosos de ser atacados por los Corsarios, que no dejaban de ser piratas con patente de corso para expoliar a los navíos españoles. Y es que desde tiempos inmemorables, la necesidad, el afán de aventura y la posibilidad de alcanzar una considerable fortuna en un solo golpe, han sido incentivos suficientes para lanzar a la mar a un gran número de aventureros que abrazaban una actividad muy lucrativa, la piratería.

Hoy, el escenario ha cambiado, los personajes son muy diferentes, los tiempos han evolucionado, pero la piratería y los corsarios siguen expoliando bajo otras reglas o subterfugios. En la actualidad, los Corsarios del siglo XXI viven bajo mantos de poder público, amparándose en trampas legales y con el beneplácito de unos o la vista gorda de otros. Sin embargo, el resultado sigue siendo el mismo, el enriquecimiento a costa de los demás, aunque bajo el alo de pretender un bien general.


Las Cofradías

En los últimos años, son muchos los avatares que sufren las gentes del mar. Si ya de por sí la pesca, y los oficios con ella relacionados, ha sido un sector, aunque lucrativo, sufrido, hoy por hoy se ve afectado ya no sólo por los perjuicios de la globalización y sus efectos, sino por problemas medioambientales, catástrofes y legislaciones flotantes. A todo ello, cabe sumarle gestiones incorrectas, corruptelas y avaricias de unos pocos que perjudican a demasiados. Este es el caso de lo que viene sucediendo en más de una cofradía. Prevaricación, especulación, corrupción, son términos a los que ya todos nos hemos acostumbrado, pero que, generalmente, relacionamos con cargos políticos y urbanismo. Sin embargo, el mundo del mar también tiene manchas negras y no precisamente causadas por el ‘chapapote’ del Prestigie, aunque esta catástrofe parece haber originado unos cuantos ‘hilillos’ presuntamente malversadores. Son diversos los casos contrastados de acciones ilegales en cofradías. El Tribunal Supremo condenaba al ex patrón mayor de la Cofradía de Noya, José Antonio Agrofojo Arestiño, a una pena de cinco años de cárcel como autor de un delito continuado de malversación de caudales y otro contra la Hacienda Pública. Una resolución que supuso el fin de un largo proceso que se inició en 1995 y en el que le acusaban de cobrar dietas sin justificar y pagar sobresueldos. No es el único ejemplo de una comunidad afectada continuamente por sobresaltos y enfrentamientos por el poder de los positos. El informe sobre la situación de la Cofradía de Santander revela graves anomalías contables. Falsedad documental, diferencias en saldos y dinero sin justificar, entre otras, siembran dudas sobre la gestión llevada a cabo, máxime cuando los actuales gestores remitían dicho informe a la Fiscalía para que actúe contra los anteriores responsables.


No menos sorprendente es la denuncia contra el presidente de la Federación Gallega de Cofradías, Evaristo Lareo, y el entonces secretario de la entidad, Jesús Longueira, a quienes se acusó, en la práctica, de no aclarar el destino de más de 18 millones de las antiguas pesetas destinadas al posito de Noya para la repoblación de almeja y que nunca llegó a repoblarse. El expediente 11.68/1 se sigue en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Noya por presunta Falsificación de Documento Público. Y es que se rumorea por las esquinas que “se gastan alegremente un dinero que no es de ellos como si fuera infinito”. Además, se siembran dudas sobre la redistribución de los fondos exigiendo que se usen para el fin al que es destinado “y no precisamente hacia sus bolsillos”, ya que con las dietas del citado Evaristo Lareo, “come mi familia durante dos años enteros y con los gastos de viajes (estipulados en documentos contables en 80.000 euros), viajamos todos durante tres años en crucero”. Pero dejando a un lado rumores, aunque por su procedencia tienen un peso considerable, existen dudas razonables y otras denuncias en base a favoritismos, irregularidades y abusos. En pasado día 2 de octubre, el Ideal Gallego publicaba una noticia en la que acusaban a la Cofradía de marginar a los coruñeses y dar Permex a extranjeros. Ventureira acusaba, entre otras cosas, al posito coruñés, de marginar a la gente de Galicia y, en su lugar, favorecer a rumanos y portugueses. Asegura, de este modo, que a la hora de conceder los permex, se margina a los coruñeses que sí han hecho los cursillos y llevan años trabajando en esto, y se lo dan a los de fuera, algo de lo que responsabiliza, entre otras personas, a los anteriores dirigentes de la Delegación de Pesca, en la etapa del PP. Pero Ventureira va más allá y, tal y como recoge en la denuncia que ya ha presentado ante la Xunta, el Defensor del Pueblo y los tres grupos municipales, asegura que la Cofradía de Pescadores de A Coruña es la única de España que no ha distribuido ninguna indemnización o ayuda entre los afectados por el Prestigie para paliar los efectos de la catástrofe. Por el contrario, el percebeiro asegura que dinero sí que se ha cobrado por parte de la Cofradía y afirma que las cuantías obtenidas por subvenciones o donaciones suma unos 13 millones de las antiguas pesetas, aparte de otros 8 remitidos por la Diputación de Jaén, tal y como figura en la citada denuncia. En este sentido, Ventureira acusa al posito coruñés de haber desviado estas cantidades para otras actividades, y sin que hasta el día de hoy se desconozca su destino.


El negocio del Prestigie


Documental sobre la catástrofe ecológica en Galicia del "Prestige". Ver video del Prestige ¿ Donde fueron a parar las ayudas de la Comisión de Cofradias?
Cierto es que a raíz del desgraciado incidente del Prestigie son considerables los fondos recaudados a favor, supuestamente, de los damnificados por los daños ocasionados. Un manto de oscuridad, por citar algún ejemplo, se cierne sobre la gala televisiva que se emitió en directo el 10 de diciembre de 2002 en Televisión Española con el título “Galicia somos todos”, que trataba de llevar la solidaridad y sentimiento de ciudadanos e instituciones a los afectados por la catástrofe producida por el Prestigie y cuya finalidad era recaudar fondos. En noviembre de 2003, Manuel Ceferino Díaz Díaz, elevaba una pregunta escrita en el Congreso de los Diputados al Ente Público RTVE, planteando 4 puntos muy concretos: ¿Cuánto se recaudó en la citada gala televisiva? ¿Qué cantidad concreta se destina a los damnificados del Prestigie? ¿A qué finalidad concreta se destinaba estos fondos? ¿Con qué criterios se seleccionaron o se van a seleccionar los beneficiarios finales de los fondos de la citada gala? Sin embargo, la labor de RTVE, como se manifestó en reiteradas ocasiones en dicho programa durante su emisión, el motivo del espacio era el de actuar de intermediarios entre la solidaridad de quienes quisieran aportar alguna ayuda y los afectados por la catástrofe del Prestigie. En varias ocasiones se anunció la existencia de una cuenta corriente abierta en el BBVA, con una aportación inicial de 500.000 euros, hecha por dicha entidad financiera, en Santiago de Compostela, a nombre de la “Comisión de Cofradías de Pescadores afectadas”. Se trataba, por tanto, de una cuenta corriente cuyo titular no era el ente público RTVE, sino la indicada Comisión de Cofradías, presidida por Evaristo Lareo. Una Comisión que recaudó fondos de diversas fuentes más. Una de ellas, Fillos de Galicia, expresaba que “estamos recabando aportaciones económicas que haremos llegar a la Comisión presidida por Evaristo Lareo.

campodefutbolcaionTambién se pusieron en marcha una serie de conciertos benéficos en ciudades como A Coruña, Zaragoza, Madrid, Victoria y Barcelona, cuya recaudación en taquilla, íntegra, sería destinada a la ya varias veces mencionada Comisión. Más fondos llegaron de la mano de la Fundación Vodafone de Reino Unido y de España que entregaba de manos del presidente de Vodafone en España, José Manuel Entrecanales, dos talones por un importe total de 500.000 euros, al presidente de la Comisión de afectados en A Coruña, Evaristo Lareo. Incluso se realizaron torneos de golf a beneficio de los afectados y se celebró un acto de entrega de la recaudación acumulado, que ascendió a 112.630,67 euros. Una amalgama de ayudas y fondos de las que Evaristo Lareo, en 2002 afirmaba, eran tales que “nos están desbordando”. Diversos ejemplos de iniciativas que se sumaron a las ayudas aprobadas por el Estado en las que se especificaban cantidades tales como 23.739 euros para apoyar los gastos de gestión de las Federaciones Provinciales de Cofradías de Pescadores de Galicia, 213.653 euros para apoyar el funcionamiento de las Cofradías y, adicionalmente, se articulaba un crédito con un volumen global de 4 millones de euros. Un decreto que era calificado como “la mejor garantía” para que todos los afectados puedan cobrar cuanto antes. Eran tiempos de gobierno del PP en Galicia, un hecho que, aunque circunstancial, parece tener más importancia de la que en principio cabría darle ya que, en contrapartida, las cofradías ‘rebeldes’ de cara al Partido Popular, no han podido acceder en los últimos años a las subvenciones del antiguo gobierno de la Xunta de Galicia. Ya en aquel entonces, el BNG, en la oposición, acusaba directamente a Evaristo Lareo de confabulación con el PPdeG. Y es que por aquel entonces, era una sola Federación Gallega de Cofradías la interlocutora ante la Administración de los intereses de los afiliados. Así se refleja en las subvenciones recibidas desde 2003.

Vista Juicio demanda por derecho al honor de Evaristo Lareo Viñas contra Miguel delgado, Prestige

Es más, en 2005 se firmaba un convenio de colaboración entre la Xunta y la Federación en el que se estipulaban 300.000 euros para sufragar gastos de funcionamiento. Curioso que en la memoria de la Federación, de estas subvenciones, 80.000 euros se destinen a gastos de viaje, 25.900 euros a asistencia del presidente o que 204.000 euros sean para otros gastos sin especificar, mientras que 20.600 euros es la partida destinada a cursos de formación y 3.000 euros la partida de primas de seguros.
Nuevas fuentes
Pero las tornas cambiaron en la política gallega. En las últimas elecciones pasó a gobernar el PsdeG en coalición con el BNG y a partir de ahí comenzaron los cambios y las protestas. Los afines a Evaristo Lareo, se quedan sin cargos en las recientes elecciones de A Coruña, donde Manuel Cao, representante del marisqueo a flote fue elegido nuevo patrón mayor de la cofradía de Pescadores de A Coruña, tras las elecciones celebradas el pasado mes de octubre, siendo Carmen Chan, del marisqueo a pie, elegida vicepatrona primera y Felipe Canosa, percebeiro, vicepatrón segundo. Además, con la llegada de la nueva conselleira de Pesca, Carmen Gallego Calvar, la Xunta eliminaba ciertos tipos de subvenciones como de las que se beneficiaban hasta ahora un sector muy limitado, de forma que los fondos se orienten “a la gente del mar, al marinero, con una gestión directa y así evitar fugas innecesarias, y que esos fondos redunden en beneficio de las familias del sector más necesitadas”. También, ante las malas perspectivas en la gestión de los positos, el sector de la pesca gallego, opta por iniciativas privadas apoyadas por la Consellería de Pesca, buscando recursos alternativos al margen de la Federación Gallega de Cofradías. De esta forma se cerraba el grifo, aunque en parte, porque la petición de ayudas prosigue. Evaristo Lareo solicitaba 330.500 euros para gastos de la Federación. Véase "Aquí" el desglose de otros años que tipos de gastos son. El mismo Lareo en agosto, en su condición de presidente de Fegacope, recibía 18.000 euros para la página Web de la Federación de Cofradías Gallegas. 18.000 euros! De todas formas, con el cambio de gestión gubernamental, comenzaron a salir a la luz como las ayudas no llegaban a sus destinatarios últimos. Durante los últimos años han sido muchos los marineros que protestaban porque no recibían ayuda después del Prestigie.

presidentedeportosevaristolareo1Curiosamente, el discurso de Lareo cambió y de propagar que se veían ‘desbordados’ por las donaciones, pasó a acusar a la Consellería de desatención, falta de diálogo y favoritismo en la concesión de ayudas. Es más, Lareo llegó a señalar que unos 5.000 pescadores y mariscadores gallegos afectados por la catástrofe del Prestigie, que habían solicitado indemnizaciones a la Administración central, no recibieron las ayudas. Su ‘socio’ de Pontevedra, Manuel Pazos, consideraba el reparto de las indemnizaciones “discriminatorio y una chapuza”. Unas acusaciones con las que no todo el sector pesquero se mostraron afines, lo que llevó a que la convocatoria de movilizaciones contra la Xunta, encabeza por las Cofradías de Coruña y Pontevedra, dirigidas por la Federación Gallega de Cofradías, dividiese al sector, ya que algunos colectivos divergentes acusan a la Federación de confundir prioridades y actuar presionada por intereses electorales del PPdeG. Desde la Consellería, niegan las acusaciones de favoritismo en la concesión de ayudas y subrayan que fue precisamente para evitar eses favoritismos “que si se dieron en otras épocas”, por lo que el ejecutivo decidió eliminar los convenios de colaboración, modelo que se dejó únicamente para situaciones puntuales relacionadas con proyectos de formación e investigación. Desde la Conselleria de Carmen Gallego, aseguran que ahora apuestan por una convocatoria pública, abierta a todas las organizaciones de sector, “que beneficiará los proyectos que nazcan de los propios trabajadores”. Al respecto, le recuerdan a la Federación Gallega que en el pasado eran el único colectivo que gozaba, junto con las federaciones provinciales, de las ayudas al asociacionismo en el sector, mientras que ahora pueden optar a ellas el resto de asociaciones. Unas ayudas que, tal y como se comentó anteriormente, superaban los 300.000 euros y de los que no existe unas cuentas muy claras sobre su destino. Según Lareo, la manifestación se debe a la negativa de la Xunta a recibirlos y acusaron a Carmen Gallego de intentar confundir a la opinión pública utilizando los medios de comunicación para confundir “nuestras reivindicaciones con las subvenciones que perciben las federaciones de pescadores”. En este sentido el presidente de la Federación Gallega de Cofradías de Pescadores de Galicia anunciaron que si ese era el problema, él renunciaba a la subvención que le correspondía al organismo que preside.
Curiosamente todavía no existe renuncia y las movilizaciones surgen tras la anulación de los convenios por los que la propia Federación era quien gestionaba todas las partidas.
Es más, la propia consellería afirma que subvencionó a las cofradías con una partida superior a los 27 millones de euros en ayudas otorgadas para acciones de formación y divulgación, proyectos integrales, planes de puerto y pesca costera artesanal y para sufragar gastos de personal laboral y su funcionamiento. Así, la consellería invierte tres millones de euros para sufragar los gastos de personal de 128 funcionarios que tienen su destino en las cofradías. Evaristo Lareo, reiteradamente, rehúsa tajantemente hacer declaraciones y amenaza con querellarse, en vez de dar explicaciones y aclarar las dudas o negar acusaciones.


Más recursos

Accidente Petrolero Mar Egeo Coruña 1992 gestionadas las ayudas por Evaristo Lareo y tambien desaparecidas


cocheoficialevaristolareoEn aras de seguir ‘velando’ por el sector de la pesca en Galicia, se fundaba Océano Vivo, una Fundación paralela a la Federación Gallega de Cofradías de Pecadores cuyos objetivos pasan por recuperar, promover e incentivar el sector pesquero, trabajando en la recuperación de los daños causados por el hundimiento del Prestigie, canalizando las ayudas públicas que, si es el caso, le sean concedidas, o privadas que para este fin se destinen. Pero, de nuevo, nubes oscuras se ciernen sobre tan salí entables, nobles y grandes objetivos de una fundación clasificada como benéfico-social. Solo cabe ver algunos datos. La Fundación se constituye en 2003, bajo auspicios del gobierno popular, con domicilio en Arcade Soutomaior (Pontevedra), en escritura pública otorgada en Vigo por Evaristo Lareo, que interviene en nombre y representación de la asociación Comisión de Cofradías de Pescadores, y Manuel Pazos, que interviene en nombre y representación de la Federación Provincial de Cofradías de Pescadores de Pontevedra. En la actualidad, el domicilio de la Fundación consta en Rua Xosé Posín, 7 6ºB de Santiago de Compostela, aunque curiosamente parece nunca haber nadie en dicho domicilio. Es más, pese que al ser constituida en nombre y representación de las cofradías gallegas, todos los positos gallegos tienen plena potestad jurídica y administrativa para participar en las actividades de la Fundación, nadie relacionado con las cofradías de Galicia parece tener conocimiento de Océano Vivo, salvo la Junta Directiva que, tampoco clarifican demasiado ni facilitan información directa. En la página Web (www.fundacionoceanovivo.org) no constan ni subvenciones, ni los fondos que gestionan, tales como las donaciones de 60.000 euros (Caixanova), 30.000 euros (Inversiones Subel), 30.000 euros (Cimpor, S.A.), 5.000 euros (Caja Segovia), 5.000 euros (Tinsa), 5.000 euros (Freire Hermanos, S.A.), 135.000 euros (Adolfo Dominguez). Es más, el 22 de diciembre de 2005 Evaristo Lareo presenta la documentación de las actividades realizadas por la Fundación con un presupuesto fijado en 233.000 euros, repartiendo estas ayudas en 200.000 euros a entidades del sector pesquero, aunque no se localice ninguna entidad receptora de estas ayudas. Ante estas gestiones y muchas otras cifras no fiscalizadas, queda en entredicho y puede ser cuestionada la gestión de la junta directiva, máxime ante las reiteradas negativas de Evaristo Lareo a hacer declaraciones o dar explicaciones cuando es la cabeza de unos organismos que gestionan fondos dirigidos a unas 16.000 familias que son las que viven de este sector.
Buscar donde no hay
Pero las ‘artimañas’ de Lareo van más allá. Recientemente, y tras los avatares climatológicos sufridos en los últimos meses en Galicia, la Federación Gallega de Cofradías planteaba a la Consellería de Pesca que reactive el decreto de ayudas impulsado por el Ejecutivo de Manuel Fraga en abril de 2005 a raíz de la catástrofe del Prestigie, en base a las “pérdidas económicas que están provocando en los bancos marisqueros la afluencia masiva de ceniza arrastrada por las riadas de los montes gallegos”, tal y como recoge una nota firmada por el presidente de la Federación. Sin embargo, la reacción de la Xunta no se hizo esperar. El propio presidente de Ejecutivo gallego, Emilio Pérez Touriño, señala que “sólo desde la mala fe se puede comparar u homologar esto con el Prestigie. Es descabellado desde todo punto de vista. Hay que tener muchas ganas de erosionar a un Gobierno y de dañar para poder establecer esa comparación. Creo que es evidente lo que es un temporal y sus posibles efectos. Hay que tener ganas de lavar la mala conciencia o tener mucha mala conciencia encima para poder establecer este tipo de imputaciones”, censuró el presidente regional.
¿Tal vez se deje entrever de qué pie cojea el señor Lareo?
¿Quién es?
Un familiar directo de Evaristo Lareo nos comenta que quiere vender Estrella Verde, el barco de su propiedad, pero que no lo hace porque tendría que dejar todos los cargos que representa. Un barco que, por cierto, también se ha visto afectado por irregularidades cuando Capitanía Marítima de A Coruña eludió sancionar a Lareo pese a dos inspectores marítimos constataron irregularidades en el cerquero, con base en Caión. Ni siquiera se abrió un expediente informativo para aclarar las condiciones en las que durante años navegó el barco y los tripulantes que están enrolados en el cerquero. Cabe salientar que el Estrella Verde había sido inspeccionado en varias ocasiones por Serafín Díaz Regueiro, un inspector que el Gobierno del PP nombró capitán marítimo después de haber colaborado en el alejamiento del Prestigie. Este funcionario, hoy jubilado, está imputado en las diligencias abiertas por un juzgado coruñés para aclarar una trama de falsificación de certificados de pesqueros en la Capitanía Marítima coruñesa. Evaristo Lareo Viñas, además de ser el propietario del Estrella Verde, desempeña una variedad de cargos desde los que ha podido disponer la gestión de sumas considerables monetarias. Así, Evaristo Lareo es el Presidente de la Federación Gallega de Cofradías de Pescadores de Galicia, Presidente de la Fundación Océano Vivo, miembro de la Comisión Permanente del Consello Económico y Social, Vocal de la Cofradía de Pescadores de Caión, Vocal del Proder Bergantiños, Presidente de Fegacope e incluso ha sido reconocido como valedor de los Guardas a la usanza de 1849. Un dato curioso, puesto que existen dudas de si la Federación de Cofradías ha financiado el evento celebrado recientemente, en conmemoración del 155 aniversario de este ‘cuerpo’, donde la alcaldesa de Almazán recogió el Juramento de los Guardas y se procedió al reconocimiento del Guardería a sus valedores, destacando el señor Lareo. El acto reunió a más de 300 asistentes que disfrutaron de un ágape, jornadas informativas y la fiesta en sí.

Nota:

Noticias relacionadas

Evaristo Lareo Viñas. Corsarios del siglo XXI
Evaristo Lareo quiere controlar las ayudas por causa de las riadas
Evaristo Lareo Viñas Guarda a la usanza de 1849
¿Chupar del bote? Fundaciones Asociaciones y Federaciones
Océano Vivo Fundada por Evaristo Lareo y Pazos Vázquez de la Federación Cofradías
Evaristo Lareo solicita 54 millones “330.500 Eu” para gastos? de la Federación?
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..

Indecencia y falta de ética política de  las mareas bajo @XulioFerreiro + y @martinhonoriega +