Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las poblaciones de peces en el Mar Mediterráneo se están deteriorando a un ritmo alarmante. Un análisis reciente conducido por el Centro Común de Investigación (JRC) ha revelado que el 93 por ciento de las poblaciones de peces evaluadas están sobreexplotadas y multitud de ellas están al borde del agotamiento. Además, el Mar Mediterráneo ha perdido el 41 por ciento de sus mamíferos marinos y el 34 por ciento del total de las poblaciones de peces en los últimos 50 años.

Se estima que en el Mediterráneo habitan entre 10.000 y 12.000 especies marinas, pero la contaminación, el cambio climático y la sobrepesca amenazan esta extraordinaria biodiversidad. Más demoras en la acción concertada podrían provocar un daño irreversible y un colapso de poblaciones clave que son esenciales para el sector pesquero.

En un estudio publicado en Scientific Reports de Nature, los científicos del JRC advierten que las presiones en el Mar Mediterráneo podrían llevar el ecosistema más allá de un punto no retorno. El análisis examina cambios históricos en la cadena alimentaria del Mar Mediterráneo provocados por conductores ambientales y esfuerzo pesquero. Concluye que durante los últimos 50 años, el Mediterráneo ha perdido el 41 por ciento del número de mamíferos marinos y el 34 por ciento de la cantidad total de peces. Las mayores reducciones fueron halladas en la parte occidental del Mar Mediterráneo y el Mar Adriático (-50%), mientras que la reducción era mucho menor en el Mar Jónico. (-8%).

El estudio concluye que la principal fuerza conductora detrás de estos cambios ha sido la variación en la producción primaria en la cuenca Mediterránea. La producción primaria se refiere a la actividad fotosintética de plantas a través de la cual las plantas usan la luz solar para sintetizar nutrientes del dióxido de carbono y agua para crear la biomasa de fitoplancton, que forma la base de la cadena alimentaria y la reproducción de peces. Como la productividad primaria del Mar Mediterráneo es naturalmente baja, todo el Mar Mediterráneo se caracteriza por un ecosistema de baja productividad.

"Estas características hacen que el Mar Mediterráneo sea muy vulnerable a impactos tales como el cambio climático, la basura marina y especies invasoras y sea muy fácil sobrepescar las poblaciones de peces existentes. Cuando se pesca de forma intensiva, las poblaciones no tienen tiempo a reproducirse para mantener los niveles de la población," dice Jann Martinsohn, líder del grupo de investigación pesquera en el JRC.

Los científicos y expertos en pesca que han estado monitorizando la situación a lo largo de los años señalan el descenso alarmante de las poblaciones de peces. Un análisis conducido por el Comité Científico, Técnico y Económico para la Pesca (STECF), el organismo asesor científico de la Unión Europea en colaboración con el JRC, concluye que el 93 por ciento de los stocks evaluados en el Mediterráneo están actualmente sobreexplotados.

El análisis se basa en aquellas pesquerías para las que existen datos. El monitoreo de las poblaciones se ve obstaculizado por la falta de datos para muchas poblaciones de peces. Un número importante de capturas no se reportan o son de poblaciones con datos deficientes.

Con el fin de completar estos conocimientos insuficientes, el JRC ha desarrollado una base de datos publica para ayudar a monitorizar el estado de las poblaciones de peces en el Mediterráneo y el Mar Negro. Los datos están disponibles a través de un panel interactivo online que permite a los interesados comparar y contrastar varias variables de evaluaciones del stock tales como la mortalidad pesquera, parte de una población que ya ha desovado al menos una vez (biomasa reproductora) y tendencias en la dinámica de las poblaciones naturales. El sistema también permite a los usuarios filtrar los resultados por área, especie y estado.

A la luz de la funesta situación, la Comisión Europea ha enfatizado la necesidad de pasar a la acción ya. El año pasado lanzó la iniciativa MedFish4Ever que plantea cinco acciones, empezando por la necesidad de concentrar los esfuerzos sobre las "especies clave", es decir, las más explotadas y que tienen mayor valor socioeconómico, entre las que figuran la merluza o la sardina. La Comisión pretende mejorar la gestión de esas pesquerías con medidas técnicas y estableciendo volúmenes y límites de capturas, al tiempo que plantea coordinar los esfuerzos a nivel nacional, bilateral, europeo e internacional y ayudar a los países terceros en su gestión pesquera, además de atender al impacto socioeconómico de las medidas de conservación.

La colección de datos pesqueros y consejo científico son indispensables en este proceso, en el cual el JRC juega un papel centra. Desde 2007, el JRC ha estado recogiendo, compilando y evaluando información sobre pesquerías en los mares mediterráneo y Negro. Los resultados de las evaluaciones están documentadas en los informes 36 JRC Science for Policy.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..
Otros articulos relacionados.....

Indecencia y falta de ética política de  las mareas bajo @XulioFerreiro + y @martinhonoriega +