Información
Enviar por ; Correo electrónico

La Guardia Civil detiene e investiga a 16 personas dedicadas al tráfico ilegal de angula europea

Información
Diario Marítimo ; 21 Octubre 2019 ; 138 visitas
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Guardia Civil, en el marco de la Operación FAME, ha  detenido e investigado a 16 personas integrantes de cuatro grupos organizados dedicados al tráfico ilegal de anguila europea obtenida ilegalmente en Francia y España y que operaban en las provincias de Guipúzcoa, Madrid y Asturias.

Uno de los grupos organizados, ubicado en Asturias, introducía angulas no declaradas procedentes de Francia, y, junto con las adquiridas, legal e ilegalmente en ríos asturianos y del País Vaco, las enviaban a Portugal por taxi para evitar su control. Una vez en Portugal, eran exportadas ilegalmente en avión, en maletas facturadas por “mulas” de origen asiático.

Por otro lado, la organización residente en Madrid prefería enviar cantidades mayores de angulas declarándolas como otro tipo de pescado, marisco o, incluso, como carne de ternera, a través de carga aérea. De las investigaciones, se conoce su intención de camuflarlas en barriles de cerveza.

Los 400 kilos de angulas intervenidos durante la operación fueron reintroducidos en aguas de los ríos Bidasoa y Orio en colaboración con los Agentes Medioambientales de los Gobiernos de Navarra y de Guipúzcoa, respectivamente. 

Según el informe de valoración de la Autoridad Administrativa CITES, se establecía para la temporada 2018-2019 un precio de 1.500 €/kg en el mercado asiático, por lo que las angulas intervenidas tendrían un valor de 600.000 euros. Además, según las estimaciones realizadas por la Guardia Civil, las cuatro organizaciones criminales investigas podrían haber obtenido unos beneficios anuales superiores a los 6 millones de euros.

Por otro lado, hay que resaltar que esta operación se produce coincidiendo con el inicio de la próxima campaña de pesca de la angula.

Lucha contra el comercio ilegal de anguila europea

Desde el mes de octubre de 2018 y finalización en abril de 2019, en el marco de la Operación Lake, coordinada por Europol, y liderada por el SEPRONA en España desde 2016, se ha venido desarrollando una amplia variedad de servicios en todas las Comunidades Autónomas costeras, tratando de cubrir todas las posibles variantes ilícitas vinculadas a la pesca de esta peculiar especie, así como el control de equipajes y mercancías en puertos y aeropuertos con destinos internacionales, e investigaciones criminales contra las redes de ciudadanos asiáticos asentados en Europa. Se destacan los resultados de esta última operación, con 448 actuaciones, 154 detenidos y 5789 kilos intervenidos a nivel europeo.

Es de destacar que en mayo de 2019 fue publicada la primera sentencia contra este tráfico ilegal, siendo declarados culpables 5 personas y 3 empresas, con penas que ascendieron a 23 meses de prisión y 1,5 millones de euros en multas.

Además de la participación del Seprona en la operación a nivel  europeo “LAKE”, que plantea ya su quinta edición, también forma parte del dispositivo denominado Eel-licit establecido para detectar el regreso del alevín expoliado en Europa una vez convertido en anguila y procesado para su consumo en territorio asiático.

El problema de la anguila europea

A principios del siglo XXI, diferentes estudios científicos ponen de manifiesto un importante descenso de la población de la anguila europea, por la sobreexplotación de la pesca. La situación llevó a las autoridades europeas a solicitar la inclusión de la especie en el Convenio CITES, siendo aprobada su entrada en el Apéndice II. 

Sin embargo, aunque evidentemente esta medida ayudaba a controlar la actividad comercial, seguía siendo insuficiente por lo que conseguida la protección de CITES en el año 2009, en 2010 se aprobó el cupo cero lo que implicaba que no se podía comerciar internacionalmente con esta especie.

Esta operación se enmarca dentro de las actividades específicas para la reducción de los delitos contra la fauna y destrucción de hábitat previstas por el Proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza contra el crimen ambiental, financiado por la Unión Europea, y en el Plan de Acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestres (Plan TIFIES).

La investigación, coordinada por Europol, ha sido desarrollada por agentes pertenecientes a la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCOMA) del SEPRONA de la Guardia Civil. Las operaciones han sido en colaboración con  ASAE (Portugal) y  OCLAESP (Francia).

Otros articulos relacionados.....