La cofradía de Carril era un avispero y la tensión interna, insoportable, y la que tutela el sistema Rosa Quintana ausente, escondida y desaparecida.

Información
Actualidad 09 Enero 2022
social youtube xornalgalicia   feed-image

La Illa de Arousa y el parque natural de Carreirón | Viajes Nada Incluido

El Juzgado de lo Penal 2 de Pontevedra ha condenado a José Luis Villanueva, patrón mayor de Carril y presidente de los parquistas, por un delito de lesiones al letrado vilagarciano Santiago Prego. Le impone un año y seis meses de cárcel y le ordena indemnizar al abogado con 61.379 euros porque sentencia que lo golpeó, lesionándolo en un ojo. Villanueva anuncia que recurrirá la decisión.

Si fuese Evaristo Lareo Viñas el pirata del Siglo XXI, le regalaba un coche oficial y unos prismáticos renovados con fondos europeos, asi se hace Sra Rosa Quintana, ante las obligaciones políticas, "esconderse y desaparecer" hasta que haya una nueva fiesta de fondos públicos en el Monte do Gozo con comba de Jalisco y Maligno incluido/as o que Basanta el Turko le consiga otro par de pendientes de brillantes en Ankara o Estambul, pescada busca ovos para vivir un amor en tempos revoltos.. 

 

Sucedió el 27 de marzo del 2018La cofradía de Carril era un avispero y la tensión interna, insoportable. El incidente se produjo tras una reunión en el pósito para abordar la problemática de una serie de permex. El juez considera probado que, alrededor de la una y cuarto de la tarde, Santiago Prego caminaba con dos personas que venían del encuentro, «e por detrás deles ía José Luis Villanueva». Según la sentencia, el patrón mayor, «nun momento determinado» se acercó al abogado, «agarrouno e deulle varios golpes e, en concreto, unha puñada no ollo esquerdo». El puñetazo le provocó «unha rotura retiniana periférica», de la que tardó en recuperarse 528 días y precisó dos operaciones quirúrgicas.

El juez destaca el testimonio de la oftalmóloga que «foi terminante en destacar a orixe traumática da lesión ocular, xa que era un desprendemento de retina moi complexo, síntoma dun golpe contuso». El fallo considera «probado que a causa das lesións foron as puñadas dadas polo señor Villanueva». Añade que el patrón mayor y el hombre que lo acompañaba reconocieron «que o acusado e o señor Prego tiveron unha liorta, ‘se enzarzaron’». El juez, por tanto, resta valor al relato de Villanueva, quien responsabilizaba al abogado de haber iniciado el enfrentamiento y lo acusa de haberle ocasionado, a su vez, lesiones a él, que también fueron denunciadas en su día.

campana_de_propinas