Contenedores de líquidos para el transporte de mercancías a granel y bebidas.

Información
Comunicados 25 Marzo 2020
social youtube xornalgalicia   feed-image

FLEXITANK GOLIATHPara las empresas logísticas, es fundamental la seguridad a la hora de transportar líquidos o almacenaje a granel. Para ello cuentan con contenedores líquidos adaptados y que cumplen a la perfección, su función antiséptica además de ser respetuosos con el medio ambiente. 

Los inconvenientes que suponen el transporte de mercancía a granel y bebidas, obliga a que las empresas busquen la opción que mejor se adapte a sus necesidades. Es por ello, que la prioridad de encontrar unos contenedores capaces de garantizar flexibilidad y seguridad es fundamental. Las empresas de embalaje recomiendan la utilización de contenedores Flexitank, ya que, al estar compuestos de una bolsa de polietileno flexible destinada al transporte seguro, se logra incrementar la carga hasta un 31%, es decir, permite transportar entre 10.000 y 24.000 litros de producto. Además de esto, los contenedores líquidos soportan las condiciones atmosféricas adversas, así como la manipulación a posteriori. 

Este tipo de contenedores líquidos estarán homologados y sometidos a una serie de pruebas de esfuerzo (Streess Test) además de pertenecer a la Asociación de Propietarios de Contenedores, por sus siglas en inglés COA. Embalex asegura así, representar los intereses comunes de los propietarios de los contenedores, con el fin de promover normas comunes y el uso seguro de los mismos. Además de esto, la empresa de embalaje debe garantizar el estado del contenedor líquido, forrarlo y avalar que todo está correcto para su transporte. Esta serie de condiciones asegura al 100% que el contenedor líquido podrá ser transportado por vía marítima sin inconvenientes, o en el caso de ser transportado por vía férrea, estar homologado y cumplir las responsabilidades para el sistema ferroviario.

Los líquidos que se transportarán serán de cualquier tipo: vino, aceite blanco, aceites vegetales, zumos, detergentes, tintas, gránulos de plástico, desperdicios de corcho, té, grano de cacao, et., exceptuando siempre los líquidos peligrosos.

  

Una de las ventajas que ofrecen los contenedores líquidos, se centran en la reducción de la necesidad de embalar, cargar y manipular estos contenedores. Esto se traduce en un ahorro considerable en costes, eficacia, así como la eficiencia en la cadena de suministro, ya que una vez llega el Flexitank a su destino, tan solo requiere la apertura de la puerta derecha, conectar la manguera con la bomba de descarga y la válvula del contenedor, y esperar a que se vacíe por completo. Este proceso puede durar entre 30 y 60 minutos dependiendo siempre, de la capacidad de la bomba, así como el producto que se transporta. 

Cuando quede poco producto y para evitar las posibles mermas, lo más recomendable es doblar el Flexitank como si fuera un tubo de dientes, de esta manera se empuja el producto restante a la boca del contenedor y se puede descargar totalmente. 

Una vez vaciado, el contendor líquido puede ser retirado y destruido sin ningún problema, ya que gracias a su material de polietileno puro y el acero del mamparo o bulkhead 100% reciclables, se respeta al medio ambiente y también se cumplen las más estrictas normas medioambientales.  

campana_de_propinas