Información
Enviar por ; Correo electrónico

Lo que debes saber sobre el seguro de embarcaciones si tienes una

Información
Diario Marítimo ; 06 Noviembre 2020 ; 55 visitas
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

sailboat 1149519 1280En general, todos los vehículos con motor se tienen que asegurar, y eso incluso a los vehículos marítimos. Poca gente lo sabe, pero se tienen que comprar seguros para los barcos, lo cuales varían según el tipo de uso que se le vaya a dar a la embarcación. Es bueno para ti conocer lo más básico sobre el tema si cuentas con uno de estos vehículos.

¿Por qué debo asegurar mi barco?

 

En primer lugar, debes saber que no es posible saltarse colocar el Seguro de Responsabilidad Civil para ningún vehículo si quieres que el mismo cumpla con toda la normativa. Este seguro no solo cubre al naviero, sino también al propietario y a todas las personas que patroneen la embarcación.

Por ley, es obligatorio asegurar todas las embarcaciones a motor, que representan al 95% de las embarcaciones registradas en España, incluyendo a las motos de agua. Lo mismo aplica para las embarcaciones que tengan más de 6 metros en total de eslora y a las embarcaciones extranjeras que deseen navegar en España.

Además de la parte legal, también está lo relacionado con salvaguardar la vida del vehículo y de los tripulantes. Es bien sabido que viajar por barco puede llegar a ser riesgoso por los cambios climáticos radicales, por lo que nunca está de más tener un seguro por si llegara a presentarse un accidente que dañe a la embarcación o a las personas que estén allí.

Para algunos, las embarcaciones son simplemente medios para ir de excursiones por el mar cuando es época de vacaciones, mientras que para otros significa un medio para ganarse la vida e incluso su hogar. En todos los casos, lo más prudente es cubrir la propiedad privada para recuperar una parte de la inversión por si llegara a ocurrir un siniestro.

¿Cuál es el seguro que le debo poner a mi embarcación?

Los seguros para barcos de recreo son muy variados entre sí, y debes considerarlos todos para conseguir un seguro adecuado para tu caso, y tener algo más que simplemente el Seguro de Responsabilidad Civil. Toma en cuenta la siguiente serie de factores que te van a ayudar a delimitar tu búsqueda:

La zona de navegación de la embarcación.

Las coberturas de las pólizas varían según la zona en la que se vaya a utilizar la embarcación. Por ejemplo, la utilización de las embarcación para zona 1 es de navegación ilimitada, mientras que en la zona 4 es hasta 12 millas. La compañía aseguradora podría tener limitaciones y coberturas distintas, dependiendo de la zona.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la Responsabilidad Civil Obligatoria no cubre la navegación en agua continentales. Como consecuencia, se tiene que contratar el Seguro de Responsabilidad Civil Voluntaria si la embarcación se va a usar en lugares como pantanos y ríos.

El uso de la embarcación

El uso más común de las embarcaciones es para recreo, y todos los seguros lo cubren. Sin embargo, la misma se puede utilizar para algunas actividades adicionales, para lo cual se tiene que colocar un seguro específico porque la Responsabilidad Civil no se hace cargo en estos casos. Estas actividades podrían ser regatas, concursos de pesca, entre otras, y se requiere un seguro especial para participar.

La antigüedad de la embarcación

El precio de los seguros aumenta a medida que lo hacen los años desde que se hizo la compra de la embarcación. Es por ello que, se suele contratar una cobertura total de la misma si es relativamente nueva, mientras que se aplican las coberturas más básicas cuando ya han pasado 15 años.

La embarcación auxiliar

Hay algunas personas que tienen una embarcación pequeña que muchas veces se usa como auxiliar de la nave principal. La misma se puede incluir dentro del seguro de la embarcación principal si su eslora es de hasta 4 metros y tiene una potencia de motor menor a 10 caballos de vapor.

¿Cómo contratar un seguro para mi embarcación?

En realidad, el proceso es bastante sencillo de seguir. La mayor parte del tiempo se suele tomar en la elección de la aseguradora y en la recopilación de los documentos necesarios, que son los siguientes:

  • De los tripulantes: la titulación para el gobierno de una embarcación.
  • De la embarcación: abanderamiento, matrícula y registro.
  • La patente de navegación.
  • El certificado de registro español o permiso de navegación.
  • La licencia de recreo del patrón del barco.

Hay 3 participantes involucrados en la contratación del seguro de una embarcación, que pueden ser la misma persona. El tomador es la persona (jurídica o natural) que paga el seguro, El asegurado es el propietario (persona jurídica o natural) de la embarcación, y el patrón es el responsable de la embarcación (persona natural) y debe ser autorizado por el asegurado.

El proceso de contratación es muy sencillo. Lo que se necesita hacer es entregar los requisitos mencionados anteriormente a la aseguradora y elegir la cobertura que se vaya a contratar.