Información
Enviar por ; Correo electrónico

Las laúd corren un peligro mayor de quedarse atrapadas en las redes de pesca y palangres ya que son animales migratorios que viajan enormes distancias por todo el mundo.

Información
Diario Marítimo ; 13 Abril 2017 ; 1751 visitas
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los restos de la extracción maderera en los bosques tropicales amenaza la superviviencia de las tortugas laúd que vienen a desovar así como el éxito reproductivo de las madres en uno de los sitios de nidificación más importantes del mundo en Colombia.

Una nueva investigación conducida por la Universidad de Exeter y la Estación Biológica de Doñana en Sevilla, España, han hallado que los escombros en las playas provocados por la actividad maderera están afectando tanto a las crías como a las madres durante periodos clave de sus ciclos de vida.

Las laúd corren un peligro mayor de quedarse atrapadas en las redes de pesca y palangres ya que son animales migratorios que viajan enormes distancias por todo el mundo.

Muchos lugares de nidificación ya están amenazados por el turismo.

Pero ahora, una investigación publicada en la revista Marine Ecology Progress Series ha revelado que la extracción maderera es una amenaza más que hasta ahora había sido subestimada.

Para nidificar y reproducirse con éxito, las hembras han de poder cruzar las playas de arena para cavar su nido y los huevos puedan incubarse con éxito.

A su vez, las crías han de poder cruzar solas la arena para llegar al mar.

Los científcios han hallado que los escombros en la playa obstaculizan este movimiento.

El equipo monitorizó 216 tortugas, comparando su actividad en áreas con una elevada cantidad de escombros con aquellas con bajas cantidades, en un lugar de nidificación de importancia global en Colombia.

También manipularon la cantidad de escombros para ver cómo cambiaba su comportamiento.

Hallaron que las hembras que nidificaban en áreas con cantidades mayores de escombros pasaban más tiempo construyendo su nido y tendían a hacerlo más cerca de la orilla.

Esto signfica que eran más vulnerables a inundaciones, que ponen en peligro los huevos.

Algunas hembras incluso resultaban heridas en el proceso.

Los escombros también provocaba que las crías tardaban más en llegar al mar, aumentando su posibildiad de ser devoradas por depredadores así como un gasto mayor energía, haciéndolas más vulnerables.

El profesor Brendan Godly, director del Centro de Ecología y Conservación del Campus Penryn de la Universidad de Exeter en Cornwall, es coautor de la investigación.

"Las laúd ya están bajo la inmensa presión de la captura accidental pesquera y también son una de las especies más propensas a ingerir escombros plásticos.

"Nuestra investigación indica claramente que la extracción maderera presenta otra amenaza.

"Es fundamental que las operaciones de limpieza de playas se incorporen en las actividades madereras para impedir más daño a esta especie."

El Dr. Adolfo Marco Llorente, de la Estación Biológica de Doñana, decía: "Aunque no afecta a las tasas de nidificación, los desechos de explotación forestal tienen un impacto significante en dónde y cómo se construyen los nidos, que afecta de forma negativa tanto a madres como a crías.