Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Especiales
Categoría: Jurídico
Visto: 2672
Información

El Supremo otorga el derecho de residencia, a los seis piratas somalíes durante al menos 16 años con todos los gastos pagados.

Información
Diario Marítimo ; 26 Marzo 2016 ; 2672 Votos
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

piratas 15817 11Así se puede ver en la Sentencia que confirma la condena a 16 años por piratería que la Audiencia Nacional impuso a los que dispararon al atunero vasco Izurdia, una pena que el alto tribunal considera justa.....Un derecho de asilo forzado porla piratería en aguas de Somalia en el año 2012

 

"Probado y así se declara, que los acusados Marcos Teofilo , Narciso Teodosio , Justiniano Benigno, Gustavo Benedicto , Santiago Rosendo , y Tomas Estanislao , mayores de edad, sin antecedentes penales, ciudadanos somalíes, integraban durante el año 2012 una cédula de asalto o grupo de acción pirata organizado con material y elementos destinado al abordaje y secuestro de barcos comerciales que navegaban por el Océano Índico, frente a las Costas de Somalia, formando parte de una organización asentada en Harare, dedicada a la obtención de beneficios económicos ilícitos consecuencia del asalto, abordaje, y secuestro de embarcaciones en esa zona geográfica conocida como el "cuerno" deÁfrica.

El grupo estaba dotado de equipamiento que le aportaba la capacidad necesaria para el logro de sus fines, tecnología (armas de alto poder destructivo y capacidad de alcance, gasolina, telecomunicaciones) y operativa (empleo de un esquife, medios de escalo para el abordaje, uso de motores fuera borda) y gozaba de una organización interna (jerarquía y reparto de papeles) y profesional (uso de armas de fuego, ataque por la zona ciega del pesquero, elusión de la intervención de las armas que repelían la agresión, munición, armas y escalas arrojadas al mar, testimonio concertado en caso de ser detenidos, cohesión interna, actuación porcuenta de tercero, aportación de identidades ficticias, conocimiento de procedimientos paramilitares).

Adjuntos:
ArchivoDescripciónTamañoCreado
Descargar este archivo (sentenciafirmealospiratassomalies.pdf)sentenciafirmealospiratassomalies.pdf 87 kB2016-03-26 10:13

Atacaron desde una embarcación tipo esquife de color blanco, al buque atunero congelador de bandera española "Izurdia" dedicado a la pesca del bonito, y perteneciente a la sociedad naviera "Atuneros Congeladores y Transportes Frigoríficos S.A." (ATUNSA) con sede social en Bermeo (Vizcaya), y número IMO:92927785, que se encontraba ese día y hora en las coordenadas I:00º31N- L: 050º37E, faenando en las aguas del Océano Índico.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 16 años por piratería que la Audiencia Nacional impuso a que dispararon al atunero vasco Izurdia en 2012, una pena que el alto tribunal considera justa sin requerir para ello que se consumara el apoderamiento del buque.

Los piratas dispararon al atunero vasco frente a las costas de Somalia, cuando faenaba a 350 millas de la costa, un 12 de octubre de 2012, y fueron detenidos al día siguiente por un barco de la armada holandesa. La Audiencia Nacional les condenó por piratería y también por pertenencia a organización criminal.

Aunque dispararon al barco no llegaron a abordarlo, por lo que los reos recurrieron la condena impuesta por la Audiencia. Sin embargo, el Supremo responde que para que se consume el delito de piratería marítima basta con cometer un atentado contra las personas, cargamento o bienes que se hallen a bordo de las embarcaciones.

El delito de piratería admite varias formas, dice la sentencia del Supremo: la destrucción, daño o apoderamiento del buque, por ejemplo, pero también el simple ataque contra las personas, bienes o cargamento que se hallen a bordo.

En cuanto a la pertenencia a organización criminal, el Supremo tiene en cuenta que formaban parte de un colectivo armado que hacía de la piratería su modo de vida, localizando su actividad criminal en una zona geográfica muy concreta y seleccionando sus objetivos mediante una metodología planificada.

Para ello usaban, según las pruebas policiales aportadas, sofisticados sistemas de comunicación, añade la sentencia.

El fallo de la Audiencia Nacional confirmado por el Supremo relataba cómo integraban una cédula asentada en Harare (Somalia) dedicada al asalto o "grupo de acción pirata organizado con material y elementos destinados al abordaje y secuestro de barcos comerciales que navegaban por el Océano Índico frente a las costas de Somalia" y ya habían participado con anterioridad en acciones de este tipo.

Estaban dotados de "armas de alto poder destructivo y capacidad de alcance", un esquife con motores fuera borda y medios de escalo para el abordaje de barcos, a lo cual sumaban su organización interna con jerarquía y reparto de papeles.

Así, el 10 de octubre de 2012 los condenados abordaron el pesquero de Bermeo (Vizcaya), que se dirigía a las Islas Seychelles, "en ejecución de un plan preconcebido". Cuando estaban próximos al atunero abrieron fuego usando fusiles de asalto AK-47 que llevaban en el esquife, donde tenían también un lanzagranadas que no llegaron a utilizar.

El ataque fue repelido por el personal de seguridad privada del "Izurdia", que levantó una valla alrededor del barco y protegió a la tripulación.

Al día siguiente, el esquife con los seis somalíes a bordo fue localizado a 200 millas de la costa por el barco de guerra de la Marina de los Países Bajos "HNLMS Rotterdam", que vigilaba las aguas de la zona como parte de la Operación Atalanta de la Unión Europea contra la piratería