Información

La Guardia Civil interviene más de 500 kilogramos de pescado no apto para el consumo.

Información
Diario Marítimo ; 29 Abril 2017

20170428 570 kg pesado 1Pescado transportado en un vehículo que se encuentra de baja temporal para su circulación, sin dispositivo isotermo, con falta de acondicionamiento y carente de documentación y etiquetado.

 

Supuestamente el pescado procede de Ayamonte (Huelva), tenía como destino su venta en Mérida.

28-abril-2017. En la madrugada de este pasado jueves, el Destacamento de Trafico de la Guardia Civil de Zafra, identificó al conductor de un furgón que transitaba  por  la carretera A-66, dentro del término municipal de Almendralejo. Furgón que se encontraba de baja temporal para la circulación.

Tras la identificación de su conductor e inspección del vehículo, los agentes observaron que en el interior del mismo, transportaban 90 cajas con 570 kilogramos de pescado de la especie “bacaladilla”, carente de las mínimas condiciones. Hecho que se comunicó al SEPRONA de la Guardia Civil de Don Benito.

Personados en citado lugar, el SEPRONA de la Guardia Civil, comprobó que el furgón no posee  dispositivo isotermo, lo que hace imposible la continuidad en la cadena de frío, carente de documentación que acredite su legal procedencia y etiquetado que demuestre su trazabilidad, además de irregularidades en respecto a tallas mínimas del pescado.

Hechos  por lo que se le intervino la mercancía y se dio aviso a facultativos veterinarios de la Junta de Extremadura, quienes levantaron acta al considerar el género no apto para el consumo humano.

Pescado que presuntamente procedía de Ayamonte (Huelva) y tenía como destino su venta en Mérida, según manifestación del infractor, hechos que la Guardia Civil investiga.

Ahora el infractor de los hechos, un vecino de la localidad Ayamonte (Huelva), se enfrenta a sanciones administrativas, tanto a la legislación de salud pública como a la Ley de Pesca Marítima.

Un barco científico australiano ha descubierto bajo las aguas del mar de Tasmania un mundo jamás explorado.

Un barco científico australiano ha descubierto bajo las aguas del mar de Tasmania un mundo jamás explorado.

Se trata de mesetas de hasta 3.000 metros de altura sobre la planicie abisal del fondo marino, cuyas cadenas de montañas y picos volcánicos están relacionadas con la ruptura de Australia con la Antártida, destaca RT. La nave estaba realizando una navegación para examinar el comportamiento del fitoplancton en la corriente del este de Australia y su relación con los niveles de nutrientes, informa Science Alert. Con este objetivo, el barco Investigator, de la Organización de Estudios Científicos e Industriales de la Mancomunidad (CSIRO por sus siglas en inglés), zarpó del puerto de Hobart, en la isla australiana de Tasmania, el pasado 11 de septiembre.

La Anchoa de Santoña: un producto tradicional que se reinventa en clave Gourmet

Bodega La Fuente, cadena de restauración especializada que opera en el me...

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

FNYH y Pequesurf recuperan las dunas de Somo

Los jóvenes participantes de los campamentos de surf, Pequesurf, que se c...